El Mirador
Consultora La Lupa, Misiones, Argentina

La expoferia de artesanías y manualidades, apreciable quehacer de la escuela de artes y oficios

Aristobulo Del Valle. 30 Noviembre 2017. El acto anual de culminación de actividades de la Escuela Municipal de Artes y Oficios se transformó en una fiesta infaltable y movilizadora de toda la comunidad, especialmente de Salto Encantado.
El sábado pasado en el Centro Comunitario cientos de vecinos, capacitadores, profesores, asistentes, vecinos y funcionarios protagonizaron una hermosa y animada velada de clausura del año lectivo mostrando también una gran variedad de trabajos realizados a lo largo del año.
Los talleres no sólo se dictan en el pueblo sino también extienden sus quehaceres a varias escuelas rurales, lo que hace aún más meritorio el trabajo de los numerosos instructores que enseñan corte y confección, tejido, pintura, reciclados diversos, música, peluquería, y otros. Esto coordinado por Any Koubas la Directora Municipal de Cultura. Este año la novedad es el taller de dibujo que se da a los adultos mayores del Hogar de Ancianos de Salto Encantado, quienes “no sólo dibujan sino que se sueltan y cuentan cada cual sus historias de vida, el fútbol, las mateadas, algunas incluso rememoran que pintaban de muy chicas, también hay algunos renuentes a participar, pero a nadie se obliga” contó la instructora. Ahí 11 abuelas estimuladas por Mabel Bogado trabajan plásticos y carpetas.
Mencionemos a Etelvina de Cerro Moreno, Roberto Villalba de Pindaití (83), María Elena Maruñak exponiendo un artístico jarrón confeccionado con potes de helados y globos de agua, flores de chala; la extensión llega hasta la sede de la ACPAD en Picada Propaganda.
En una mesa mostraban coloridas labores Leocadia Holowinski, Yesica Lima, Lidia Mayer, Elida Schmidke –esta última dicta cursos en la Escuela 218, en Salto Encantado, en el CIC y en la Casa de la Cultura. Observamos además el entusiasmo de los chicos, Romina Podkova (13) hizo reciclado de cartón, botellas, goma, maples de huevos. Otro lugar de trabajo es la Escuela 501 de Cerro Moreno. A veces son madres e hijas. Ejemplo el de Patricia Stepanenko que confecciona desde hace 2 años la ropa para sus hijos mellizos Javier y Damián, todo aprendido en estos cursos, que cumplen un rol social primordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Licenciada en Psicología Noelia Egle Gimenez
Facebook
Twitter
E-mail